Jueves, 24 de Abril de 2014

Introducción

Ninguno de nosotros sabe exactamente cuando empezó a interesarse por los fenómenos meteorológicos. Sólo sabemos que es algo con lo que hemos convivido siempre, incluso antes de tener uso de razón. Mirar al cielo, desear una tormenta, abrir una ventana a la lluvia y al viento, pese a la regañina materna, madrugar para ver si por fín ha nevado...Todos estas cosas y muchas más nos unen. Unen a muchas más personas de las que nos podíamos imaginar, y esto es algo que a todos nos ha sorprendido, ya que esos comportamientos obsesivos, casi enfermizos, apenas compartidos durante muchos años, logran el milagro de formar un grupo de personas de los más heterogéneo, hombres y mujeres de más de 50, de menos de 15, de cualquier punto de la geografía (mundial), pero con esa afición, esa vida en común: los meteolocos.

Cuando a principios del año 2000 instalé ADSL en casa, tenía claro que esta sería una herramienta perfecta de estudio y seguimiento de estos fenómenos.


Podría hacer contactos, acceder a multitud de información, buscar gente con la misma afición, desarrollar, en fín, mi particular locura por la meteo. En pocas semanas, me dí cuenta de que en internet podría conocer mucha gente como yo, incluso más loca...Me apunté a varios foros, entre ellos a uno llamado Meteored, con no más de 30 personas, pero dedicadas en cuerpo y alma a intercambiar información, a aprender de los demás. Poco a poco, este intercambio se fue haciendo una constante diaria, y los contactos se fueron haciendo más personales. No sólo coincidíamos en el foro, sino que chateabamos y realizabamos el seguimiento de ciertos fenómenos en tiempo real, dependiendo de nuestra posición geográfica. Me acuerdo de conversaciones del tipo: "¡Me acaba de pasar una tormenta del copón, en 15 minutos la tienes encima!..." "¡¡¿Qué tal viene de aparato eléctrico?!!"..."¡Cargadita tío, guarda los documentos que con los petardazos que está pegando se te va la luz fijo..!!!". Nos hacíamos oir los truenos por teléfono, nos intercambiabamos fotos en tiempo real, siempre con el seguimiento de la temperatura a cuestas...Cosas así forjan uniones duraderas, desde luego.

Pues bien, esos contactos tan intensos, con la adrenalina a tope sí, pero virtuales al fín y al cabo, dieron lugar a contactos físicos, lo que llamamos en lenguaje de la red "kedadas". Creo que la primera fue en Madrid, en La Casa del Clima, y realmente fue increible y emocionante "poner caras" a esas personas con las que compartías tantas cosas, y tan importantes para nosotros. Fue un verdadero éxito, y el punto de partida de muchos de nuestros proyectos.

El primero de ellos, ya imaginado en nuestras largas charlas cibernéticas, fueron los Komandos Kazatormentas. Si ya hacíamos un seguimiento de estos fenómenos desde nuestro ordenador, nuestra casa, ¿porqué no salíamos a por ellas? Muchas pasaban cerca, sólo era cuestión de armarte con una cámara, coger el coche...¡y salir de kaza! Eso te permitía estar más tiempo a su lado, fotografiar detalles, aprender cómo se desarrollaba, por dónde circulaba, describirla de cabo a rabo, desde su nacimiento en su nido hasta su muerte, quizá con unos sobrecogedores mammatus...kazarla, al fín y al cabo. A mediados del año 2002 creamos el primer komando, el KOKAM (KOmando KAzatormentas de Madrid), cuyos miembros originales fueron: Pedromad, Rayo, Mammatus y CumulusHumilis. El KOKAM tuvo su "bautismo de fuego" el 26 de Junio de 2002, con una familia de tormentas que atravesó la sierra de Guadarrama. Rápidamente el komando creció con nuevos miembros, al tiempo que se creaban komandos en varias zonas de España: entre otros el KOKACL (Castilla-León), KOKAL (zona de Levante), KOKAS (zona Sur), GEK (Gipuzkoako Ekaitzak Komandoa), y multitud de komandos en cada ciudad y pueblo en donde hubiera un meteoloco dispuesto a perseguir tormentas. Hoy en día pocas son las zonas en donde no tenemos un komando informando, con unos procedimientos a seguir y con unas precauciones que todo el mundo tiene muy claras. Incluso tenemos nuestra propia guía, el MBK (Manual del Buen Kazatormentas), en donde se aconseja sobre materiales a utilizar, se descubren nidos, y sobre todo, se describe a nuestras presas...


Y bien, las kazas hoy por hoy se han hecho habituales entre los asíduos al foro. Ya no basta con dos frases descriptivas, todos queremos verlo en fotos, aprender porqué, cuándo, cómo..., a través de mapas significativos, de altura, imagenes de satélite, de radar...En fín una kaza no documentada, no es una kaza. Con el tiempo vimos que, según vamos coleccionando nuestros trofeos, era necesaria una organización, eran demasiadas kazas. Y surgió la idea. ¿Porqué no recopilar los reportajes con trofeos mayores? Además, muchos de nosotros solemos navegar por multitúd de webs americanas, australianas, etc; de tiempo severo, en busca de tornados, supercélulas, fenómenos extremos. Y por mucho que buscamos, no hay ninguna española. Bien, tenemos material, ilusión y ganas. ¡Montémosla nosotros!

Dicho y hecho...Bueno, dicho y ...buf!...¿cómo lo hacemos? En septiembre de 2003, un grupo de foreros nos juntamos en Madrid, en una especie de reunión fundacional: Rayo (Jose), Cumulonimbus (Pablo), Fran (Mammatus), Pedromad (Pedro), Gale (Pedro), Nimbus (Paco) y CumulusHumilis (Emilio), sentamos las bases de lo que sería esta página. Qué contendría y qué no, qué diseño inicial tendría, cómo nos gustaría que fuese. Desde entonces hemos pasado por muchas fases, en alguna de ellas incluso hemos estado a punto de abandonar el proyecto, pero merecía la pena el trabajo, y así, con la ayuda técnica de Meteored y dos fichajes como webmasters, que conocimos por el foro y a los que llamamos afectivamente "Los Danis" (Onuba y Seal), este producto llega finalmente a vuestras manos. Han sido meses de mucho trabajo, algunas penas pero sobre todo mucha ilusión
.

 

 

 



Ahora es momento de que la web sea vuestra, de todos. Queremos que sea el punto de referencia de los eventos severos que se produzcan en territorio español, que como hemos podido ver en los últimos tiempos, son bastantes, y bastante variados. Pero no sólo eso, además queremos que sea web de referencia para el estudio de este tipo de fenómenos, un sitio donde opinar, dotarle de un dinamismo que refleje el propio dinamismo de nuestra atmósfera. Y porqué no, centralizar aquí todos los esfuerzos para realizar el sueño de nuestras vidas, y de las vuestras seguramente: un viaje al Tornado Alley, en los Estados Unidos, a kazar tornados. Todo esto y mucho más lo podemos conseguir con tu colaboración, con tus ideas, con tus kazas.

Así pues, atentos komandos y ¡wena kaza!!



SSW Team

Julio 2004

 

 

 

© Spain Severe Weather 2010

Colaboran: Diseño web y publicidad :: Meteored.com