Domingo, 26 de Marzo de 2017

GRANIZADA Y POSIBLE MESOCICLON (¿SUPERCÉLULA?), CIEZA/HELLÍN 17-AGOSTO-2003.

 

José Antonio Abellán Balsalobre (Pinsapo)

 

El día 17 de agosto de 2003, las partes central y norte de los límites provinciales de Albacete y Murcia fueron testigos de la formación y evolución de una tormenta severa, con gran cantidad de precipitación en forma de granizo y fuertes vientos. La situación meteorológica reinante queda descrita en los tres siguientes mapas de análisis, realizados el 17-Agosto-2003 a 12Z, por Instituto Nacional de Meteorología, en Superficie, 850mb y 500mb:


Mapa Análisis de Superficie a 12h GTM del 17/08/2003. © Instituto Nacional de Meteorología

Se puede apreciar el Anticiclón de Azores lejos de la península ibérica, con apenas gradiente isobárico dentro de ella (1016 mb).


Mapa Análisis de 850mb. a 12h GTM del 17/08/2003. © Instituto Nacional de Meteorología

A este nivel vemos que la iso de +20ºC ocupa la zona afectada. Ese “dedo” cálido y húmedo de procedencia SE aportaría forzamiento térmico en la formación de las posteriores tormentas.


Mapa Análisis de 500 mb. a 12h GTM del 17/08/2003. © Instituto Nacional de Meteorología

Vaguada con eje Norte-Sur atravesando la península. Núcleo frío de -12ºC sobre el centro.

El sondeo de Murcia de ese mismo día a las 12Z tenía esta configuración

Se pueden observar los siguientes índices o valores significativos; Total de Totales: 51, CAPE: 500/ 600, y el Índice LIFT: –2 Así mismo es bastante significativa la moderada cizalladura vertical del viento, 20 nudos a 1000m., 45 nudos a 4 Km. y 70 nudos a 9Km, con aporte húmedo del SE a bajos niveles. y del SW en todos los demás. Es decir, que según estos datos, existían condiciones ligeramente favorables para la formación de una Supercélula. Aunque, lamentablemente, no se disponen de imágenes radar ni de satélite de ese día, que pudieran confirmar la existencia de tal estructura convectiva.

En el mapa siguiente puede verse la localización y trayectoria que siguió la tormenta, desde el extremo nordeste del municipio murciano de Moratalla y sur del albaceteño municipio de Hellín, hasta el Altiplano de Murcia, en los municipios de Jumilla y Yecla, todo ello localizado en el interior de la región sureste de la Península Ibérica:

Esta zona presenta un clima mediterráneo semiárido, con precipitación media anual en torno a los 300 mm, con máximos en otoño y primavera, y mínimos en invierno y, especialmente, en verano. A pesar de las escasas precipitaciones del estío, no son raras las tormentas que se deslizan por esta zona interior del sureste, de relieve bastante accidentado y una altitud en los escasos llanos de unos 500-600 m. snm. Muchas de estas tormentas son escasas en precipitación y de carácter muy local y aislado, siendo el aparato eléctrico asociado a las mismas causa de algunos incendios forestales, por encima de la media del conjunto del territorio español. Pero una pequeña proporción de estas tormentas eléctricas, consiguen romper la monotonía seca del verano y dejar en muy poco tiempo grandes cantidades de agua o granizo y fuertes vientos.

La tarde anterior, día 16 de agosto, mostró ya claros signos de inestabilidad por la zona, con la formación de importantes cumulonimbos en el área Yecla (Murcia) – Almansa (Albacete), ligeramente al nordeste de la zona de máxima actividad de la tormenta del siguiente día.

Aquí vemos esas nubes en pleno desarrollo, permaneciendo casi en ese lugar durante 2 o 3 horas:

  

Como dije anteriormente, a últimas horas de la tarde del día 16 empezó a crecer este enorme cumulonimbo, perdiéndole la pista al caer la noche, aunque todavía se apreciaba actividad eléctrica en su seno, cuando abandoné el lugar y perdí definitivamente la pista de la tormenta

Pasado ese primer día que ya mostraba claros signos de actividad tormentosa, a eso de las 3 de la tarde del día 17 de agosto de 2003, hacia el noroeste de la ciudad murciana de Cieza, donde resido, se formó un potente cumulonimbo. Estaba claro que era una de esas tormentas especiales y, viendo su dirección, sabía que si me quedaba en casa, en Cieza, no iba a disfrutar mucho de la misma, de manera que decidí trasladarme rápidamente hacia el norte y ponerme en su trayectoria. Su localización, de la que ya adelanté algo al principio, era de lo más típica para esta zona y la fecha, el mes de agosto. Justo se formó en la zona sur de Albacete y noroeste de Murcia, en concreto en el triángulo Agramón (Albacete) y embalses de El Cenajo y Camarillas, en los límites provinciales Murcia-Albacete (ver anterior mapa de localización).

Al llegar al punto de entrada a Castilla-La Mancha en la autovía Murcia-Albacete (2 Km. al noroeste de la Venta del Olivo), pensé que sería un buen lugar para quedarme a observarla, cerca de los pasos elevados de la autovía sobre las vías de servicio, ideales para evitar el granizo o la piedra sobre el vehículo que te haya traído hasta allí.

Al empezar a contemplar la tormenta esto es lo que veía:

Poco después el cumulonimbo ganaba desarrollo, y su aspecto se ponía interesante, ya estaría descargando a unos 15-20 km. de donde yo estaba, calculo que sobre el embalse de Camarillas, muy cerca de la desembocadura del Río Mundo en el Segura:

La tormenta se desplazaba de forma clásica (suroeste-nordeste). La franja horaria en la que todo se desarrolló no la recuerdo con exactitud, pero más o menos fue entre las 15:30 y las 16:30. El viento antes de la tormenta era el típico levante de las tardes de verano en esta zona, lo que sin duda significaba un aporte continuo de humedad a las capas bajas de la troposfera, realimentando la corriente ascendente.

Estando ya allí un rato, los truenos se oían cada vez más cerca, aunque para nada era una tormenta muy aparatosa en cuanto a rayos y truenos, más bien todo lo contrario. La gran cortina de granizo sí que se hacía más visible y evidente con el paso de los minutos:

No puedo describir lo que yo sentía entonces, todos los amantes de las tormentas lo sabéis, es un sentimiento especial, distinto a cualquier otro.

Cuando tenía el grueso de la tormenta a 3 o 4 Km. era consciente de su importancia, afortunadamente casi todo el territorio que "arrasó" es zona forestal o de secano, muy despoblada además. El lado negativo es que buena parte de esa zona forestal todavía tenía una exigua cubierta vegetal tras el nefasto incendio de 1994, con lo que el poder erosivo de esta tormenta debió ser notable. Fijaros en la base del cumulonimbo, aquello era un hervidero, algo sensacional:

Justo en ese momento vino lo mejor, el comienzo muy lento de cierta rotación de toda esa base de la nube:

La tormenta todavía más cerca, indescriptible sensación, en esos momentos el levante cesó, y la calma era rota por tímidos truenos, ni un solo gran “cañonazo”, y ni un solo gran rayo puede ver:

Esa base era impresionante, fijaros en la curvatura de esas nubes formando una espiral de lento movimiento:

Aquel movimiento no pasó de ahí, y ya toda la corriente descendente de aire se me echó encima momentos antes de la precipitación, el viento era fortísimo:

Todo aquello de color negro dio paso a un gris monótono, en medio de un vendaval, y con el granizo a un Km, ya tocando la Sierra:

Todavía podía hacer unas fotos antes de cobijarme definitivamente bajo el abrigo de mi refugio, debajo de la autovía:

Una imagen vale más que mil palabras, ésta habla de la intensidad de la precipitación y del viento:

Tras la tormenta siempre llega la calma, y aquí ya se ven los claros por el oeste, la tormenta se dirigía hacia Jumilla (Murcia), y ya le perdí la pista:

Posteriormente me di una vuelta por el sur de Albacete, el agua bajaba por entre medio del secano buscando la rambla más cercana:

Estas son las proximidades de Cancarix, al sur de Albacete, 25 km al noroeste de Cieza (Murcia). Otras zonas del sur de Albacete presentaban este mismo aspecto, con diversas ramblas evacuando el agua procedente del granizo caído

Al día siguiente, algunos medios de comunicación locales o provinciales informaron de la aparición de vientos muy fuertes y granizadas en la zona de Jumilla (Murcia), la más poblada de todo el área afectada por la tormenta, y donde más eco pudo llegar a tener entre la población; sin embargo, creo que fue el entorno de Cancarix, al sur de Albacete, el que con mayor virulencia sufrió esta tormenta

© Spain Severe Weather 2010

Colaboran: Diseño web y publicidad :: Meteored.com