Viernes, 31 de Octubre de 2014

Supercélula en Elche
23/09/08


Juan Pablo Cerro Bermejo (Rain)
E-mail:
ilicitano81@hotmail.com

Links de tópics relacionados en el foro de Meteored
http://foro.meteored.com/reportajes+de+meteorologia+kazas+nubes+puestas+de+sol+nieve/cronologia+de+una+supercelula+elche+23092008+videos+nuevos-t93663.0.html


El 23 de Septiembre de 2008 es ya un día que quedará en la historia de esta ciudad.

Desde pequeño siempre me había preguntado como sería ver llover con unas intensidades de precipitación como las que figuran en los récords de los libros de meteorología y nunca alcanzaba a imaginarlo. Nunca conseguía hacerme una imagen mental de lo que debería ser ver llover 200 ó 300 mm en una hora, era algo que se me hacía casi incomprensible.

En estos años he visto tormentas fuertes y algunas muy fuertes, de hasta más de 80 mm en una hora, como la famosa del 30 de Septiembre de 1997 en Elche, que más tarde asoló Alicante dejando 5 muertos en la ciudad, pero lo que pude presenciar el pasado martes es algo que me ha dejado marcado, de hecho, no creo que vuelva a ver ya igual una tormenta. No sabría explicarlo, ni siquiera lo voy a intentar, pero es algo que me ha cambiado en cierto modo.

Lamentablemente no pude hacer fotos de lo que aquí se vivió, en primer lugar porque me pilló en el trabajo, en segundo lugar porque al salir me preocupaban más otras cosas que hacer fotos (en esos momentos las prioridades cambian) y en tercer lugar porque ante algo así, una foto jamás podrá reflejar lo que se estaba viviendo.

No obstante, creo que algo así merece dejar algún tipo de testimonio para el recuerdo, así que al menos he querido dejar el relato de mi experiencia, una experiencia que jamás había vivido antes y que puede que nunca vuelva a ver.

Figura 0. Imagen del destrozo causado en una gasolinera

 

 

INTRODUCCIÓN


En primer lugar podéis ver tres mapas para ubicar mejor Elche y alrededores:

Figura 1


Figura 2


 


Aquí se observa la zona más afectada por la supercélula, desde Crevillente hasta Elche:

Figura 3




 

ANÁLISIS SINÓPTICO


Pasemos a ver algunos mapas que nos ayuden a contextualizar la tormenta.

Situación repetida durante toda la semana, con una lengua fría en altura de origen retrógrado, masa cálida y húmeda al sur y bajas relativas en superficie con cierto aporte de levante:

Figura 4


 

Sondeo de Murcia del día 23 a las 12Z:


Figura 5


 

Imágenes del radar de Murcia durante la tormenta:

Figura 6


Figura 7


Figura 8



Figura 9


Figura 10


 

Imagen de satélite:

Figura 11



 

DESCRIPCIÓN DE LA SITUACIÓN Y DATOS DEL EPISODIO


Pese a que se esperaban lluvias para la tarde, el trascurso del día no hacía presagiar lo que horas más tarde acontecería.

18:00 horas:
A través de los ventanales de la oficina y pese a estar en un entresuelo encajonado en una calle muy estrecha, noto como se va oscureciendo en el exterior, pero nada fuera de lo normal.

18:36 horas:
Recibo una llamada de Maite, que se encuentra trabajando en la zona cercana a la Universidad. Me comenta que hacia el norte y oeste se ve una oscuridad terrible, que hay unos pannus muy bajos que se mueven a toda velocidad, que la tormenta tiene un color claramente verdoso y que se aprecia como descarga muchos rayos. En ese momento dice que empiezan a caer unas gotas de tamaño superior a una moneda de 2 euros y muy dispersas. Una vez dejamos de hablar, me asomo al ventanal de la oficina y me sorprende tanto la oscuridad del cielo como su color notablemente verdoso, cosa que comentamos mi jefe y yo.

18:44 horas:
Mientras estamos trabajando escuchamos un ruido extraño en la calle, nos asomamos a la ventana y vemos que están cayendo unas gotas como las que me había descrito Maite. Sin embargo, lo más llamativo con diferencia es la tremenda oscuridad, impropia de esa hora. Por momentos parecía casi de noche, literalmente, con el alumbrado público y los faros de los coches encendidos. El encendido del alumbrado ya ha ocurrido con otras tormentas, pero en esta ocasión la oscuridad era mayor que nunca, realmente sobrecogía y no hacía presagiar nada bueno.

18:46 horas:
Comienza a llover débilmente, pero de manera más uniforme que con las gotas anteriores. La calle está extrañamente en silencio y de fondo se escucha el retumbar de los primeros truenos.

18:49 horas:
De repente cesa la lluvia mientras continúan los truenos. El aspecto del cielo es terrorífico y se respira una calma tensa.

18:51 horas:
En cuestión de segundos empieza a caer agua a manta, de repente, casi sin previo aviso. Es una cortina de lluvia brutal y además acompañada de un viento cada vez más intenso.

18:53 horas:
Se va la luz en la oficina (luego pude comprobar que casi toda la ciudad se quedó sin luz), así que dejamos de trabajar y nos asomamos a la ventana. Lo que vimos hizo que ya no nos pudiésemos despegar de ella...Jamás había visto llover con tanta rabia, con tanta brutalidad. Además el viento era fortísimo, la imagen hacia la plaza del Centro de Congresos era dantesca, con las palmeras inclinándose como briznas de hierba y unas cortinas de lluvia tan densas que parecía niebla, envistiendo en oleadas llevadas por el viento. Hacía 2 minutos tan solo que había empezado a llover y las calles iban llenas de agua.

18:55 horas:
Algo empieza a golpear las ventanas, es granizo. Al principio de un tamaño considerable, posteriormente más fino pero abundante. En todo momento la manta de agua sigue cayendo sin piedad, no dejando ver a más de unos 25 metros, tal vez menos, no sabría calcularlo bien. Lluvia torrencial, granizo, viento huracanado, truenos continuos...el ruido como os podéis imaginar era infernal.

18:56 horas:
Intento llamar a Maite para ver como están por la zona de la Universidad, pero el teléfono me indica fallo de red. Insisto varias veces, pero no lo consigo. Llamo a mi casa al fijo, para ver como estaban mis padres, pero es imposible, se ha caído la red telefónica. Estamos incomunicados y sin luz.

18:57 horas:
Todo sigue igual, pero el nivel del agua en las calles va aumentando. Hace 6 minutos que empezó a llover y algunos coches empiezan a pararse y a poner las luces de emergencia.

18:58 horas:
La escena que estoy viviendo y el hecho de que se mantenga hacen que mi estado de excitación y nerviosismo aumente, además, el hecho de no poder comunicarme con mis seres queridos aumenta esa sensación...Tras algunos intentos más consigo contactar con Maite, pero las condiciones de la llamada son pésimas, cortándose continuamente el sonido. A duras penas intercambiamos 3 ó 4 frases y Maite me dice que les está entrando agua en la clínica en la que trabaja y que caen algunos cascotes de la fachada. Se corta la llamada....

18:59 horas:
Estoy convencido de que ya se están produciendo inundaciones serias en la ciudad. Imposible calcular los litros caídos en estos 8 minutos que lleva la tormenta. Las imágenes en la calle me traen a la memoria escenas propias de huracanes tropicales. Consigo llamar a mi casa y que de señal, pero nadie coge el teléfono, ¿les habrá pillado a mis padres en la calle? Esa incertidumbre llega a provocarme cierta angustia.

19:00 horas:
No podemos hacer otra cosa que mirar por la ventana y observar la furia desatada de la naturaleza, la situación nos desborda. En esos momentos cuesta pensar con claridad. El granizo parece que va cesando, pero la lluvia no afloja, como tampoco lo hacen el viento huracanado ni la actividad eléctrica. Es la hora a la que salgo de trabajar por las tardes, pero es imposible salir a la calle ante semejante tormenta.

19:06 horas:
Parece que empieza a perder intensidad tanto la lluvia como el viento. Sigue cayendo agua con fuerza, pero ya es una fuerza más “normal”, más conocida. Tras varios intentos consigo, ahora si, hablar con mi madre. Se encuentra bastante nerviosa y noto en su voz que está a punto de llorar. La intento tranquilizar y le digo que ya se está pasando lo peor. Me dice que han pasado mucho miedo, que por mi barrio las calles bajan como ríos, por encima de las aceras, que se ha metido el agua en los comercios de abajo y que hay granizo por todas partes. Dice que mi padre ha subido con algún otro vecino a la terraza del edificio a tirar cubos de granizo a la calle y que todos los tejados están blancos. Me insiste para que me quede en la oficina y no salga a la calle.

19:07 horas:
Consigo también, no sin problemas, volver a hablar con Maite y me confirma que por allí también están todos bien, pero que la Avenida de la Libertad está llena de agua y escucho sirenas de fondo.

19:10 horas:
Mi jefe insiste en llevarme en coche a casa. Continúa lloviendo entre moderado y fuerte, pero lo peor ha pasado. Las imágenes que veo de camino a mi casa no se me olvidarán nunca....Las calles por las que tantas veces he pasado están totalmente anegadas, como ríos, infinidad de comercios y casas inundados, montones de granizos por todas partes, contendores volcados o atravesados en las calles, motos arrastradas y metidas debajo de coches, mesas y sillas de bares a mucha distancia de sus lugares de origen. Imposible circular por muchas calles, vamos dando rodeos y esquivando obstáculos, la gran mayoría de las alcantarillas han saltado y las tapas han ido a parar a varios metros de distancia. Con la cantidad de agua en las calles y tantos agujeros ocultos es un peligro moverse. Al llegar a la Avda. de la Libertad el espectáculo es dantesco, no solo por la gran inundación, sino por la cantidad de árboles partidos y arrancados de raíz, algunos cortando la circulación. Hay también muchos pájaros muertos, no hay luz, no van los semáforos... La ciudad es un auténtico caos.

19:55 horas:
Consigo llegar a casa, hemos tardado 45 minutos en recorrer el kilómetro y medio que hay del trabajo a mi casa. Ya no llueve apenas, pero los efecto aun son visibles. A pesar del tiempo transcurrido desde que dejó de llover torrencialmente las calles siguen bajando como ríos. El balcón de mi casa está irreconocible, todas las macetas, incluso las más grandes y pesadas tiradas por el suelo, las plantas han desaparecido, como si las hubieran segado con una hoz, los tejados blancos y todas las persianas de mi casa llenas de agujeros por el granizo. Mi padre dice que va a ir al garaje a ver si ha entrado agua y como está el coche. Esperamos a que baje un poco más el nivel del agua en las calles y salimos. El garaje está a 6 manzanas y por el camino vamos viendo de todo, parecen escenas de un película de catástrofes. Al llegar comprobamos que ha entrado agua, pero afortunadamente sin llegar a mayores daños para los coches gracias a que no siguió lloviendo. Al volver a casa nos cruzamos con un camión de bomberos y un coche de policía. Los servicios de emergencias estaban desbordados.

20:45 horas:
Llego a casa y recojo el pluviómetro. Milagrosamente los granizos no lo han roto, pero se ha desbordado. Mido su contenido y llega a los 68 mm (el pluvio tiene escala hasta 40 mm), aunque nunca podré saber la cantidad exacta que cayó en mi zona. Supongo que los granizos y la lluvia totalmente horizontal a ratos harían que se perdiese mucha agua. Además, en la parte superior del pluvio tengo hechos dos pequeños agujeros por los que paso un alambre que me sirve para sujetarlo en caso de que saliese volando por el viento. En esta ocasión el agua superó el punto de los agujeros, por lo que parte del agua se salía continuamente por ellos. Con todo esto estoy convencido de que la cantidad recogida en mi zona pudo llegar fácilmente a los 90 mm e incluso más.

23:30 horas:
Muchas calles siguen a oscuras y continuamente veo camiones de bomberos, ambulancias y coches de policía. La gente se afana en limpiar sus casas o comercios, hay garajes completamente inundados bajo 2 ó 3 metros de agua. Van apareciendo noticias en la prensa digital, en las que se indica que aun hay una treintena de coches atrapados en la N-340 entre Elche y Crevillente, los servicios de emergencias aun no han podido acceder a esa zona para rescatarles. Algo parecido ocurre en la pedanía ilicitana de Matola, donde a la entrada del pueblo hay más de un metro de agua y los bomberos aun no han podido llegar.


Podríamos decir que esta fue mi experiencia particular de la terrible tormenta del día 23.

Antes de continuar quisiera reflejar con datos la magnitud de esta extraordinaria tormenta.

El momento de lluvia torrencial duró entre unos 15 minutos (en la zona centro donde trabajo) y unos 20 minutos (en mi casa, situada en la zona oeste de la ciudad). En los minutos siguientes la lluvia fue muy moderada, para terminar cesando al cabo de poco rato.

En esos 15-20 minutos se recogió el grueso de la precipitación. El dato oficial de la AEMET, proporcionado por su colaborador en la ciudad es de 44,8 mm, a todas luces insuficiente para lo que realmente llovió en muchas zonas de la ciudad. No obstante el dato seguramente esté bien medido, pero en un lugar alejado de la principal zona afectada.

En el mismo periodo en mi casa se registraron, aproximadamente 90 mm o más. La estación del IVIA situada al sur de la ciudad registró 75 mm, pero el dato más llamativo es sin duda el registrado por Meteoelche: 140 mm. Dato obtenido mediante un pluviómetro de probeta, puesto que la estación de la que disponen quedó inservible, y medido algo más al oeste de mi casa, en las cercanías de la N-340 Elche-Crevillente.

Lo que nos da una media de intensidad de precipitación de entre 5 y 7 mm/minuto aproximadamente (en función de la duración exacta del fenómeno), algo totalmente desmesurado.

Como dato destacable comentar también que a los bomberos de Elche se sumaron a las tareas de rescate y ayuda, bomberos procedentes de Crevillente, Orihuela, Almoradí, San Vicente del Raspeig, Elda y Tibi.
Entre miembros de policía, bomberos y protección civil, más de 500 personas salieron a la calle.

Destacar también que al día siguiente el forero rayo, en el tópic de seguimiento del este de meteored, confirmó que la tormenta había correspondido a una supercélula ciclónica con un mesociclón claramente reflejado. Creo que es la primera vez que me pasa una por encima...

Aquí dejo su intervención:

He estado analizando el radar de Murcia la estructura que ayer afectó a Elche y casi con toda seguridad se trató de una Supercélula ciclónica com movimiento NW-SE, que salió por el mar entre Santa Pola y Guardamar del Segura, permaneciendo como SP sobre el mar hasta las 18h 20Z aprox. Delante de ésta SP, se formó, hacia el SE, en alta mar, a unos 100 K., otra nueva SP sobre las 18Z. Aunque en las imágenes que salen en la internet no se aprecia gran cosa, analizandolas tranquilamente ahora a posteriori, directamente en la terminal del radar del trabajo, a mucha mayor resolución temporal y espacial, se observa en la SP de Elche un claro mesociclón en niveles bajos (a unos 2km. sobre el mar) entre las 1706Z y las 1806Z, asimismo se pueden distinguir claras zonas BWER y WER, estructura en gancho, echotop de 15Km y reflectividades de hasta 67dBZ a 5-6 Km. de altura.

¿Se sabe algo de tornado o vientos muy fuertes?
¿Hay alguna fotografía de la posible SP o de sus efectos en superficie?
¿Se sabe algo de la precipitación o si hubo granizo grande?

Gracias.
Saludos
rayo




A continuación podeis ver algunas fotografías aparecidas en los medios de comunicación, principalmente del diario La Verdad (www.laverdad.es) y del diario Información (www.diarioinformacion.com), así como fotos enviadas por mucha gente a la página www.eselx.com



Barrancos desbordados:
La N-340 a la salida de Elche, donde muchos coches quedaron atrapados con el agua hasta las ventanillas. Aquí se ve como muchos dan la vuelta incluso en sentido contrario

Figura 12.


Figura 13




Figura 14. Daños en multitud de árboles a causa de las rachas fortísimas de viento:



Figura 15



Figura 16




Figura 17




Figura 18. Una gasolinera...


Figura 19. Granizo en una terraza de una vivienda:


Figura 20.
Calles como ríos:


Figura 21



Figura 22



Figura 23


Figura 24


Figura 25


Figura 26


Figura 27


Figura 28


Figura 29



Figura 30


Figura 31



Figura 32


Figura 33. El río Vinalopó con una crecida importante:



Figura 34. Con el puente del Ayuntamiento desbordado por el agua a modo de cascada:


Figura 35


Figura 36


Figura 37



Figura 38



Figura 39. El río a la salida de Elche, destrozando caminos:



Rescate de unos niños en un colegio

Figura 40.  

 

 


Incluso a policía y los bomberos se quedaban atascados en algunas calles: 


Figura 41.


Figura 42.

 

Multitud de coches situados en garajes quedaron completamente sumergidos

Figura 43.



La puerta de acceso a un parking completamente reventada, increíble:


Figura 44



Figura 45.



Vídeos durante las lluvias y de las consecuencias causadas por dicha lluvia:

A continuación, quizás lo que mejor refleja la brutalidad de la tormenta, videos grabados por multitud de personas y subidos a internet. Desde aquí agradecer a todas estas personas que se pusieran a grabar en esos momentos, dejando un gran testimonio visual de la tormenta.

En primer lugar un video que grabó el forero SerradeCrevillent de Meteored, en el que se ve perfectamente la estructura de la tormenta:

 







 










 


 










 



Agua hasta la cintura:




 

NOTICIAS EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN


Y para terminar, algunos ejemplos del eco que tuvo la tormenta en los medios de comunicación:

(Comentar que tanto en prensa como en televisión el dato de precipitación que se dio fue de 40 litros, que como ya se ha mencionado antes tiene una validez muy relativa)


Diario Información

http://www.diarioinformacion.com/secciones/noticia.jsp?pRef=2008092400_13_800650__Elche-tromba-agua-corta-carreteras-inunda-bajos-atrapa-decenas-coches

Decenas de vehículos anegados, calles y carreteras cortadas, sótanos y colegios inundados, árboles y palmeras caídas por doquier, cortes de luz, una familia desalojada y un lavadero hundido son el primer balance de una tromba de agua que cayó ayer por la tarde en Elche, provocando un caos de los servicios de emergencias por la llamada de decenas de afectados en todos los puntos del término municipal.
Al cierre de esta edición, los bomberos estaban desbordados por las llamadas y habían tenido que priorizar los servicios -una brigada se desplazó al Hospital de Elche en previsión de una inundación-, mientras que el achique de bajos y sótanos se dejaba detrás de reparaciones en terrazas e inundaciones de pisos afectados por el granizo.


El servicio "112" registró casi 140 llamadas en los primeros momentos y sobre las 19.46 pedía a los conductores que no cogieran vehículos ni se aproximaran a barrancos. A esa hora la lluvia ya amainaba.
Pero lo más inhabitual que se vivió ayer fue el colapso de las carreteras de comunicación de la ciudad pues buena parte de ellas, por un motivo u otro, dejaron aislada la ciudad. La autovía A-70, a su paso por Elche, registró hasta 6 kilómetros de retenciones por la lluvia. Por el sur, el barrio de San Antón ganó algo más de medio metro de agua, teniendo que regularse el tráfico por policías en el acceso desde la carretera de Santa Pola; igualmente, en medio de la carretera de Dolores cayó un inmenso pino que tuvo que ser cortado y en la de La Marina el tráfico se cortó por inundación. Por el oeste, la carretera de Crevillent se vio completamente anegada, fenómeno que se repite desde que se desdobló y la mediana de hormigón ha terminado por convertirla en una piscina y los problemas allí seguían a las once y media de la noche. Igualmente, el camino viejo de Crevillent se cortó por la caída de dos pinos en mitad de la calzada. La carretera de acceso al Cementerio Viejo se cerró por el peligro que ofrecía a un lado y a otro por la pérdida de asfalto, caída de piedra y de vallas. Lo mismo ocurrió con el camino de la Regalicia, inundado por el Vinalopó.

La circunvalación sur, el eje principal del tráfico se vio anegada -además del cruce con la carretera de Santa Pola- en varios puntos. Un lavadero de coches se hundió al ceder el terreno. Destaca también la "piscina" que se formó frente a la carretera de Matola, partida que se vio especialmente sacudida por el granizo que dejó blanco algunos campos y las ráfagas de viento provocaron la caída de objetos y postes. La avenida de la Libertad, se vio igualmente cortada a la altura del Cementerio Viejo por dos enormes cipreses a causa del viento que, igualmente, fue uno de los motivos que se viniera abajo parte de la valla del Parque de Bomberos o se soltara un depósito de agua.

Dos centros comerciales de Elche sufrieron problemas. El de Carrefour se anegó el acceso por debajo de la carretera 340 y tuvieron que ser rescatados varios vehículos -como hizo la Policía en otros puntos de la ciudad- y el agua entró hasta el centro comercial. En l´Aljub cerró media hora Eroski y varias tiendas bajaron la persiana después de un corte de luz que se compensó con el equipo autónomo.
La tromba de agua impidió en el aeropuerto el aterrizaje de vuelos procedentes de Madrid, Estocolmo, Inglaterra, Londres y Oslo, que fueron desviados a otros aeropuertos. La climatología adversa también impidió que los pasajeros de otros dos vuelos con destino a París y Estocolmo pudieran despegar, pues debían hacerlo en los mismos aparatos que no pudieron llegar a las instalaciones alicantinas. Cinco trenes de la línea Alicante-Murcia sufrieron retrasos de unos 20 minutos, según informó un portavoz de Renfe. Los retrasos se prolongaron durante unas dos horas y el problema, según Adif, se originó debido a que la gran cantidad de agua caída impedía ver las vías en el tramo comprendido entre Elche y Crevillent.

Sigue la preemergencia por la previsión del tiempo, el Consell mantiene la preemergencia por lluvias intensas en el litoral de las tres provincias de la Comunidad Valenciana.


http://www.diarioinformacion.com/secciones/noticia.jsp?pRef=2008092400_13_800932__Elche-bomberos-realizan-intervenciones-lluvia-Elche-horas

Los bomberos han realizado alrededor de 270 intervenciones relacionadas con la lluvia en Elche desde las 19.00 horas de ayer hasta las 14.00 horas de hoy.

EFE. Cerca de cuarenta bomberos de los parques de Elche y Crevillent, Elda, Orihuela, Almoradí y San Vicente del Raspeig, con ayuda de siete autobombas, una autoescalera y de seis brigadistas de Tibi han trabajado en las últimas horas para resolver los daños causados por la fuerte tromba de agua que cayó ayer en Elche.
Las mismas fuentes han precisado que todo este personal sigue movilizado a estas horas, dado que continúa la alerta por lluvias.

Por su parte, el alcalde de Elche, Alejandro Soler, ha destacado que 500 personas trabajan hoy para "poder restablecer la normalidad" y ha anunciado que se limpiarán "los caminos y zonas perjudicadas para impedir que la concentración de piedras y tierra pueda causar mayores desperfectos".

La tromba de agua que cayó ayer en Elche inundó calles y caminos, anegó bajos y garajes, hundió los techos de algunas viviendas y obligó a cortar la N-340 entre Elche y Crevillent.

Diario La Verdad

http://www.laverdad.es/alicante/20080924/elche/tromba-agua-granizo-colapsa-20080924.html

El cielo ennegreció y se hizo de noche a pesar de ser poco más de las seis y media de la tarde. Fue el inicio de una tromba de agua que duró 35 minutos y descargó ayer 40 litros de lluvia por metro cuadrado, mezclados con granizo. A pesar de que hubo suerte y el inicio del fortísimo aguacero no coincidió con la salida masiva de los trabajadores de las fábricas, la tromba convirtió el casco urbano ilicitano y las pedanías de las zonas sur y oeste en una inmensa piscina.

Todas las rondas quedaron anegadas. La norte quedó cortada a los pocos minutos. El Pont del Bimil.lenari y el Pont de la Generalitat quedaron inundados e inservibles. El de Canalejas, en pleno centro de la ciudad, se convirtió en una gran catarata. Los numerosos barrancos de los alrededores de la ciudad se colapsaron y el agua empezó a anegar las márgenes y sus aledaños. Así ocurrió en los barrancos de San Antón y de Barbasena. Las tapas del alcantarillado saltaron al no dar abasto.

A los pocos minutos de iniciarse la tromba se produjo un corte de fluido eléctrico que dejó a oscuras durante más de media hora gran parte de la ciudad. La situación se fue agravando por momentos.

Las centralitas de los Bomberos y de la Policía Local quedaron colapsadas por los avisos de socorro. En pleno centro, la calle Reina Victoria quedó anegada bajo 30 centímetros de agua. Los establecimientos comerciales se inundaron y se desplomó en medio de la calzada un andamio bajo la fuerza del agua y del viento que sopló de forma huracanada. Otras calles presentaban aspectos similares.

A las 19.15 horas la situación en la ciudad era agobiante. Se produjeron varios avisos de desplome de techos, uno de ellos en un establecimiento de artículos de deportes, y otros en Conrado del Campo y Antonio Gomis Vicente. No hubo heridos, pero los edificios tuvieron que ser desalojados por seguridad. Otro incidente similar tuvo lugar en un edificio de la calle Nit de l´Albà, también sin consecuencias. Cuatro desalojos más se produjeron en las horas posteriores.

Situación angustiosa

Las plantas bajas y locales comerciales inundados fueron decenas. Hubo momentos de gran tensión, como por ejemplo la situación que se vivió en el aparcamiento de uno de los centros comerciales de Mercadona situado en el barrio de Carrús. Agentes de la Policía Local tuvieron que ayudar a varias personas que habían quedado atrapadas en sus vehículos.

Un turismo, ocupado sólo por el conductor, fue arrastrado por el agua en la calle México. Fue necesario rescatar a una mujer que se encontraba en el interior de una caravana, en las inmediaciones del Cementerio Viejo.

Como suele ser habitual, la rotonda situada en la avenida de Santa Pola, en las inmediaciones del barrio de San Antón, causó la retención de caudales formándose una enorme balsa. El agua entró a raudales en el centro social del barrio, donde una decena de personas pidieron ayuda. Lo mismo ocurrió en el barrio del Pla y en la Ronda Norte de la ciudad donde el agua superaba la altura de los neumáticos. La Policía Local optó por cortar sus accesos al temer que quedaran atascados todos los vehículos que pasaran por esta vía.

El gran atasco

Pero sin lugar a dudas, los problemas más graves se vivieron en la Nacional 340, entre Elche y Crevillent. El carril norte quedó totalmente inutilizable y se convirtió en una trampa para los automovilistas.

Cuando terminó la tromba había más de treinta vehículos atrapados. El agua llegaba hasta las ventanillas y los servicios de emergencia no conseguían llegar hasta ellos. Todos los accesos estaban cortados. El Camino Viejo de Crevillent, vía que hubiera facilitado la llegada de bomberos y policías también quedó fuera de servicio. Cuatro pinos de gran tamaño cayeron y cortaron esta vía.

La carretera nacional era una gran piscina, donde el agua quedó supuestamente embalsada por la mediana, que hizo de barrera. La carretera ha sido desdoblada y la lluvia de ayer es la primera de consideración que soporta. La construcción se ha revelado totalmente inadecuada. La carretera siguió inundándose en las horas siguientes al recoger toda el agua que provenía de la partida de la Peña de las Águilas, donde se produjeron varias inundaciones de viviendas.

Después de la medianoche seguía el atasco en la N-340, aunque los vehículos empezaban a moverse lentamente, si bien el trayecto Elche-Crevillente o viceversa se hacía por Aspe. Hubo que esperar que el nivel del agua fuera bajando al no poder ayudar las grúas. De hecho, hubo coches de Bomberos y de la Policía Local que quedaron también atascados. El Parque Comarcal del Baix Vinalopó sólo acudió a los servicios de gravedad al estar totalmente sobrepasado.

AGRADECIMIENTOS

Agradecimientos a:

· Aemet por la secuencia de radar
· Wetterzentrale por las imágenes de los modelos meteorológicos
· Google Earth.
· Eumetsat por las imágenes de satélite.
· A los periódicos La Verdad y del diario Información, así como la página eselx.com
· Youtube por los videos.


Juan Pablo Cerro Bermejo (Rain)
E-mail: ilicitano81@hotmail.com
03 de Febrero de 2010




© Spain Severe Weather 2010

Colaboran: Diseño web y publicidad :: Meteored.com