Miércoles, 26 de Noviembre de 2014

El monstruo de Greensburg

Por Emilio Rey aka CumulusHumilis

 

Este es un reportaje acerca del mayor tornado registrado en EEUU en ocho años, el EF5 de Greensburg, Kansas. La pequeña ciudad, que ya no existe, tenía unos 2.000 habitantes, y fue destruida el pasado 4 de Mayo, viernes noche, por un monstruo de 2,7 Km. de ancho que, además de llevarse por delante el 95% de las construcciones, se llevó también 12 vidas.

Mike Umsheid, del National Weather Service WFO en Dodge City, KS, estaba de guardia esa noche. El fue el primero en dar el aviso oficial, emitiendo este Tornado Warning a las 841pm

SEVERE WEATHER STATEMENT
NATIONAL WEATHER SERVICE DODGE CITY KS
941 PM CDT FRI MAY 4 2007

KSC097-050300-
/O.CON.KDDC.TO.W.0025.000000T0000Z-070505T0300Z/
KIOWA KS-
941 PM CDT FRI MAY 4 2007

...A TORNADO WARNING REMAINS IN EFFECT UNTIL 1000 PM CDT FOR CENTRAL
KIOWA COUNTY...

..A TORNADO EMERGENCY FOR GREENSBURG.

AT 937 PM CDT...NATIONAL WEATHER SERVICE METEOROLOGISTS AND STORM
SPOTTERS WERE TRACKING A LARGE AND EXTREMELY DANGEROUS TORNADO. THIS
TORNADO WAS LOCATED 5 MILES SOUTH OF GREENSBURG...MOVING NORTH AT 20
MPH.

A VIOLENT TORNADO WAS ON A DIRECT PATH FOR PORTIONS OF GREENSBURG...
ESPECIALLY THE EASTERN PORTIONS OF TOWN. TAKE IMMEDIATE TORNADO
PRECATIONS...THIS IS AN EMERGENCY SITUATION FOR GREENSBURG!!

A TORNADO WATCH REMAINS IN EFFECT UNTIL 200 AM CDT SATURDAY MORNING
FOR SOUTHWESTERN KANSAS.

LAT...LON 3749 9936 3745 9929 3760 9901 3764 9936
 
Menos de 30 segundos después de emitir este aviso de emergencia de tornado, la emisora de TV local de Wichita que Mike estaba siguiendo mostró las palabras TORNADO EMERGENCY en pantalla. La cuarta vez en la historia que se emitía este tipo de aviso. Muchos, al verlas, no pudieron reprimir un escalofrío. Ocho años atrás, el 3 de Mayo de 1999, otra emergencia de tornado -la primera- había acabado con más de 30 personas en Moore, Oklahoma.

El tiempo medio de aviso de tornado en EEUU está en torno a los 10 minutos. En este caso, y gracias al instinto de Mike y al seguimiento exhaustivo de la tormenta, el aviso pudo ser emitido 20 minutos antes del impacto, el doble de tiempo. Debido a ello, Mike estaba salvando docenas de vidas. Poco se imaginaba que sólo 5 días después, recibiría una llamada en su teléfono móvil directamente desde el Air Force One, y la voz del presidente de los EEUU le felicitaría personalmente.
 
Aunque hay testigos (Rebekah Labar, en el foro Stormtrack) que aseguran que el primer contacto con la tierra tuvo lugar a las 856pm, una de las primeras imágenes del tornado en su fase inicial (stovepipe, literalmente con forma de "tubería de calefacción") es de las 907pm.

 

Previamente, y justo antes de la puesta de sol, la supercélula gigante dejaba estos cielos al suroeste de la población, con una zona de entrada de flujo (inflow band) impresionante:
 

 


 

Según caía la noche y la población se preparaba para el gran impacto, multitud de chasers se iban concentrando en la zona. Las previsiones para ese día anunciaban algo grande. Algunos de ellos se pasaron el día recorriendo arriba y abajo el Texas Panhandle, impacientes porque la gran tormenta no llegaba a formarse. Cuando por fín lo hizo, a algunos les pilló mal situados, al norte de la formación, y con buen criterio, abandonaron la kaza, ya que hubieran tenido que atravesar la parte más virulenta de la supercélula, con fuerte precipitación, granizo severo, y lo que es más peligroso, el tornado enfrente de ellos. Hubieran sido cazados y engullidos por el monstruo.

Los más afortunados, pudieron asegurar una kacería más ortodoxa, siempre al sur-sureste de la SP, siguiendo en paralelo al monstruo y con escapatorias disponibles. Si ya de por sí, una kaza extrema es peligrosa, esta tuvo como elemento adicional el ser nocturna. Algunos otros chasers abandonaron también al no disponer de imágenes de radar doppler en sus caravanas. Unicamente con la luz de los rayos y los power flashes (pequeñas explosiones al ser arrancados los postes de luz) no era suficiente para seguir a la criatura con seguridad. Cualquier desvío en su trayectoria podía ser fatal. Recordemos que este tornado (y otro posterior del que casi nadie habla porque no devastó ninguna zona urbanizada) llegó a tener casi 3 kilómetros de diámetro.

Donald Giuliano, un chaser curtido en mil batallas, era de los bien situados. Al sur del gran tornado, no daba crédito a sus ojos. Sabía que estaba ante un increíble monstruo y según sus propias palabras "era inquietante saber que, sin lugar a dudas, en el momento del impacto con Greensburg, había gente muriendo allí. Y yo estaba siendo testigo en una experiencia visceral del rudo e impactante poder de la fuerza de esa tormenta".

Mike Scantlin también estaba bien colocado. Poco o nada sabía acerca de lo que se avecinaba, y que cada vez que apretaba el botón de su réflex, estaba captando un momento único, irrepetible, histórico. Junto con Randy Rhea era uno de los chasers que habían estado sesteando durante el día. No disponían de radar, pero los avisos meteorológicos les habían puesto tras la pista del monstruo. Vieron un funnel cloud (una formación en forma de tuba que pende de la base del cumulonimbo), que pronto formó un pequeño tornado. En muy pocos instantes, creció para convertirse en lo que los chasers llaman un wedge tornado. Un tornado muy ancho con los bordes en forma de cuña, destructor, imparable. Suelen ser EF-4 ó EF-5. Los más temibles dentro del fenómeno más temible.

Unos nueve kilómetros al suroeste de Greensburg, mientras conducía hacia el norte, vio esto:


Tres kilómetros más adelante, el monstruo aparecía así justo a la entrada de la pequeña ciudad. Se puede ver el lado izquierdo con la forma de cuña. La anchura total está estimada en 1,7 millas, es decir, unos 2,7 Km. Parte de la estructura está oculta por las intensas cortinas de precipitación de agua y granizo. Este hecho, junto con la oscuridad reinante hacen que existan muy pocas fotografías de calidad de este evento.

 


Andy Fisher llevaba desde las 250pm estudiando mapas, modelos, radares de todo tipo. El tablero de juego estaba siendo realmente espectacular durante todo el día. Habían desfilado antes sus ojos varias supercélulas y algún episodio tornádico. Llegado a un punto se vió ante una situación muy habitual en los chasers. "Era la típica decisión de ¿persigo lo que tengo delante o espero a lo que viene por detrás?...". Decidió no moverse mucho para mantener ambas opciones vivas y con posibilidades de kaza. Sólo al recibir varias llamadas de chasers más al sur supo lo que tenía que hacer. Usando los mapas y el GPS fue a situarse al sur de Coldwater, Kansas, con la supercélula elegida justo en su lugar correcto. A esa hora, las 905pm, un pequeño tornado en forma de cono tocó suelo por primera vez. "Qué poco imaginaba que iba a permanecer en el suelo durante los siguientes 62 minutos e iba a hacer desaparecer una ciudad entera".

El monstruoso vórtice arrasó Greensburg entre las 950pm y las 1000pm, aproximadamente. Diez minutos en los cuales se produjo la devastación total, con rachas de viento estimadas en más de 300 Km/h en un radio de casi 3 kilómetros, miles de proyectiles en el aire girando al compás de una fuerza inconmensurable, provocando el caos total, al ser lanzados contra cualquier cosa que sobresaliera del suelo a más de 200 Km/h. Se produce un efecto apisonadora, que hace que el aspecto posterior sea muy parecido al que deja tras de sí una explosión nuclear. Poca gente había quedado allí, ya que 20 minutos son más que suficientes para evitar la trayectoria del tornado, pero podemos imaginar el interior de algún refugio antitornados, con varias personas, quizá niños o ancianos, poco dispuestas a las urgencias de una evacuación tan intempestiva. Desde allí habrían pasado, con seguridad, los peores momentos de su vida, con un estruendo aterrador dos metros encima de sus cabezas, pero vivirían para contarlo.

Doce personas no tuvieron tanta suerte.

La trayectoria del tornado se curvó al norte noroeste nada más arrasar la población, al mismo tiempo que empezaba su oclusión. Justo en ese instante, otro vórtice se empezó al formar al este del primero, siguiendo la trayectoria original, SW-NE. Este nuevo monstruo fue muy parecido al primero, tanto en intensidad como en anchura, pero por fortuna, no afectó a ninguna población, sólo a cosechas y campos. Se pueden ver las trayectorias y anchuras de ambos tornados en el siguiente gráfico:

 

 

En la siguiente imagen de radar también puede verse la trayectoria que siguieron ambos tornados, y cómo el segundo en producirse - más al este- es casi más ancho que el primero, el destructor de Greensburg.

 

 

En la siguiente imagen del radar doppler de Dodge City se puede comprobar la increíble velocidad de rotación del vórtice, justo al suroeste de Greensburg. Esta imagen es la que decidió a Mike a dar el aviso de emergencia de tornado que probablemente salvó docenas de vidas.

 

 

 

Animación de radar:

Como se puede comprobar, la información suministrada por los spotters y chasers fue vital para emitir este tipo de avisos. La población de Greensburg oyó las sirenas de aviso unos 20 minutos de que el monstruo impactara. Mike, a pesar de haber sido visitado por el mismísimo presidente de los EEUU y de haber sido presentado en Good Morning America, como el meteorólogo que salvó vidas,  aclara algunos puntos. "Fue un sistema integrado de aviso lo que salvó vidas, un equipo de seis personas que tomó las decisiones correctas en el momento correcto". Meteorólogos, sistemas de teledetección y chasers y spotters reunidos en la zona juntaron esfuerzos y se coordinaron de forma excepcional para evitar una auténtica tragedia.


Como los componentes de MESO (Multi community Environmental Storm Observatory), que después de ser prácticamente cazados por el monstruo, fueron los primeros en llegar a la ciudad, apenas media hora después de haber sido destruida, y todavía sacudidos por los restos de la supercélula, que estuvo a punto de volcar sus coches. Aplicaron la máxima sagrada entre los chasers. "Cuando se necesita ayuda en alguno de los sitios por donde pasas, la cacería termina, y pones todo el esfuerzo en las tareas de coordinación de esa ayuda". Nancy Bose, vicepresidenta de MESO, apunta: "La peor parte es cuando ves a la gente preguntar por sus familiares, con la cara desencajada...¿Dónde está mi hermana? ¿Dónde están mis padres? Mis abuelos están en algún sitio de ahí dentro... Todo esto te hace sentir el verdadero significado de la palabra desastre."

 


La mañana del día 5 sólo confirmó la pesadilla de la noche anterior. A la luz del día se pudo comprobar que la devastación era total. Sólo el imponente granero con ascensores, construido de forma muy sólida, quedaba en pié. Muchos son los que describen la desolación tras el paso de un EF5 como comparable a la explosión de una bomba atómica. Nada queda en pié, todo ha sido arrasado. Hay multitud de historias de gente que sobrevivió, sobre todo gracias a las sirenas y los veinte minutos que dejaron de margen. Mejor que leer las terribles historias, he aquí algunas fotografías del día siguiente.

Antes, y como información técnica complementaria, se puede seguir este link, en donde Jon Davies hace un análisis de la situación atmosférica que dio origen a esta situación extrema:


 http://members.cox.net/jondavies6/050407greensburg/050407greensburg.htm

 

Fotos del desastre de Greensburg:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Emilio Rey - Mayo 2007

cumulush@yahoo.es

© Spain Severe Weather 2010

Colaboran: Diseño web y publicidad :: Meteored.com